¿Seguir una dieta saludable o para adelgazar significa que debe dejar la comida rápida? No necesariamente.

Una parada ocasional en la comida rápida puede encajar en una dieta saludable, si tienes cuidado con lo que pides. Considere estos consejos.

Mantenga porciones pequeñas

Si el restaurante de comida rápida ofrece varios tamaños de sándwiches, elija el más pequeño. Evite las hamburguesas con dos o tres carnes, que pueden estar cerca de 800 calorías. Elija en cambio una hamburguesa de tamaño normal o para niños, que tiene alrededor de 250 calorías.

Omita la porción grande de papas fritas y pida una porción pequeña en su lugar. Este cambio por sí solo puede ahorrar 200 calorías.

Elija platos más saludables

Aproveche los platos saludables que se ofrecen en muchos restaurantes de comida rápida. Por ejemplo, en lugar de papas fritas, elija una ensalada con aderezo bajo en grasa o una papa al horno. O agregue un tazón de fruta o una opción de fruta y yogur a su comida.

Otras opciones saludables incluyen rodajas de manzana o naranja, mazorcas de maíz, arroz al vapor o papas fritas al horno.

Prefiera lo verde

Elija una ensalada de entrada con pollo a la parrilla, camarones o verduras. Elija un aderezo que le guste, pero tenga cuidado con la cantidad. Use la mitad del paquete o mantenga el aderezo de ensalada a un lado para controlar la cantidad de calorías provenientes de grasas agregadas y otros ingredientes no deseados, como sal y azúcar agregadas.

Tenga cuidado con las ensaladas ricas en calorías, como las que tienen cáscaras fritas o las cubiertas con pollo empanizado u otras coberturas fritas. También omita los extras, como queso y crutones, que aumentan rápidamente su recuento de calorías.

Opte por artículos a la parrilla

Los alimentos fritos y empanizados, como los sándwiches crujientes de pollo y los filetes de pescado empanados, son ricos en grasas y calorías. Seleccione carnes magras asadas o asadas, como pavo o pechuga de pollo, jamón magro o carne asada magra.

Cuide lo que bebe

Muchas bebidas son ricas en calorías. Por ejemplo, un refresco regular grande (30 onzas o 887 mililitros) tiene más de 300 calorías. En su lugar, pida refrescos de dieta, agua, té helado sin azúcar, agua con gas o agua mineral.

Además, omita los batidos y otras bebidas de helado. Los batidos grandes pueden contener más de 800 calorías.

Hágalo a su manera

Recuerde, no tiene que conformarse con lo que viene con su emparedado o comida, ni siquiera en restaurantes de comida rápida. Solicite opciones y sustituciones más saludables. Y vigile el tamaño de las porciones.

 

 

US-DIA-00953

¿Este artículo le resultó útil?

¿Qué intentaba encontrar?

¡Fantástico!

Gracias por visitar viviendocondiabetestipodos.com

AL HACER CLIC EN ESTE ENLACE, ABANDONARÁ ESTE SITIO

El enlace que ha seleccionado lo llevará a un sitio ajeno a Merck Sharp & Dohme Corp., una filial de Merck & Co., Inc.

Merck no revisa ni controla el contenido de los sitios que no pertenecen a Merck. Merck no promociona ni se hace responsable de la exactitud, el contenido, las prácticas o los estándares de los sitios que no pertenecen a Merck.

¿Desea continuar?

Compartir esta página

Si está interesado en enviar esta página a un amigo o pariente, ingrese la siguiente información:

* Indica que son campos obligatorios
+ Agrega otro

No se recopilará ninguna información personal (incluyendo las direcciones de correo electrónico) sobre usted o su amigo con esta función de notificación por correo electrónico que ofrece Merck.