Representación con actores

Si acaba de ser diagnosticado con diabetes tipo 2 o si ha estado viviendo con ella por un tiempo, puede estar buscando personas que puedan entender por lo que está pasando.

Su sistema de apoyo puede ayudarlo a reducir su estrés mientras maneja la enfermedad, además de brindarle un grupo en el cuál apoyarse durante los momentos difíciles y celebrar cuando alcance una meta.

¿Qué pasa con la familia o amigos?

Algunas personas pueden tener familiares o amigos en su red de apoyo. Otros pueden no hacerlo, ¡y eso también está bien! Su familia y amigos pueden ser de gran ayuda para usted porque lo aman, pero es posible que no entiendan cómo es porque no tienen diabetes.

“A veces, [los miembros de mi familia] simplemente no lo entienden”, compartió una persona en un artículo sobre How2Type2 a principios de este año. “Tengo que explicar que no, no puedo tener ese pedazo de pastel por el que trabajaste tan duro para hornear, solo puedo tener un pequeño bocado. No, no puedo comer las sobras, a pesar de que siempre solía hacerlo antes.

¿Dónde puedo encontrar una red de apoyo?

Si está buscando apoyo fuera de amigos y familiares, hay ayuda disponible. Ya sea que prefiera conectarse con otras personas cara a cara o por Internet, existen muchas oportunidades para construir una red de apoyo con aquellos que entienden de dónde viene. Si lo hace, incluso puede ayudar a combatir el estrés de la diabetes al darle la oportunidad de quitarse las cosas del pecho y aprender nuevas formas de hacer frente. Estos cuatro consejos pueden ayudarlo a comenzar a encontrar la mejor red para usted:

1. Llame a su oficina local de la Asociación Americana de Diabetes.

Si aún no ha navegado por el sitio web de la Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association, ADA), vale la pena visitarla. El sitio tiene muchos recursos para personas que viven con diabetes tipo 2, desde consejos sobre dieta y ejercicio hasta información sobre el control del azúcar en la sangre.

Pero los recursos no solo están en línea. La ADA tiene muchas oficinas locales en todo el país que ayudan a organizar programas y recursos para personas como usted. Piense en caminatas grupales, clases, días de diversión familiar y más.

Ingrese su código postal aquí para encontrar su oficina local de la ADA. Luego, llame al número para preguntar sobre cualquier programa, grupo de pares o salidas sociales que puedan ofrecer. También pueden formar un calendario de próximos eventos para compartir. O llame a la línea directa nacional al 1-888-DIABETES para ver si tienen oportunidades para conectarse en una comunidad cercana a usted.

2. Pídale a su equipo de atención y hospital las clases locales, programas u otros recursos.

Su médico puede ser una gran fuente de apoyo para usted: él o ella lo atiende cuando está enfermo, conoce sus problemas de salud y lo deriva a los otros especialistas en su equipo de atención. Considere preguntarle a su médico si él o ella conoce algún programa en el que pueda conocer a nuevas personas que también viven con diabetes tipo 2. Cosas como los programas o clases educativas locales también pueden ayudarlo a usted y a sus cuidadores a comprender mejor su condición.

También es una buena idea llamar a su hospital o clínica local para preguntar sobre cualquier otro evento, seminario o programa gratuito diseñado para personas con diabetes tipo 2. ¡Y esté abierto a probar cosas nuevas! Algunas de sus sugerencias pueden estar un poco fuera de su zona de confort, pero puede divertirse mucho y conocer a otras personas que pueden formar parte de su red de apoyo.

3. Busque listados de calendario en su periódico o revista local.

Si su periódico local, revista u otra publicación publica una lista de los próximos eventos en su área, revísela para ver si hay alguna que sea adecuada para usted. Algunas ideas posibles incluyen grupos de apoyo, clases de acondicionamiento físico o caminatas para recaudar fondos.

Ser voluntario en estos eventos puede ser una excelente manera de involucrarse aún más con la comunidad de diabetes tipo 2 utilizando sus habilidades para una causa que beneficia directamente a su comunidad. Póngase en contacto con los organizadores del evento o los grupos anfitriones para preguntar si hay oportunidades de voluntariado para que pueda ayudar y tal vez disfrutar de nuevas conexiones en el camino.

4. Encuentre una comunidad en línea.

Algunas investigaciones dicen que la participación en los sitios de redes sociales puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2 a mejorar su control de la glucosa, así que si tiene acceso a Internet, ¿por qué no intenta unirse a una comunidad de soporte en línea?

Un buen punto de partida para el soporte en línea es crear una cuenta en la comunidad en línea de ADA. Esta comunidad incluye a muchas personas como usted que tienen diabetes tipo 2 y desean compartir sus experiencias, celebrar sus victorias, apoyarse mutuamente e intercambiar consejos sobre alimentación saludable, control de la diabetes y otros temas.

Si tiene un teléfono inteligente, su mercado de aplicaciones puede ofrecer redes específicas para personas con diabetes tipo 2. Eche un vistazo a las opciones disponibles para ver si algo destaca. También puede intentar buscar en su medio de comunicación social preferido para encontrar una comunidad que funcione para usted en una plataforma familiar. Pero recuerde: las redes sociales están ahí para brindar apoyo, no consejos médicos. Su proveedor de atención médica siempre debe ser la fuente de referencia para eso.

Encuentra su tribu, donde sea que esté

Si está manejando la diabetes tipo 2, no tiene que hacerlo solo. ¿Y qué bueno sería celebrar sus victorias, como lograr un objetivo A1C, con alguien que pueda compartir la emoción con usted?

¡Al encontrar una tribu que lo levante y lo anime, puede hacerlo! ¿Entonces, qué espera? Sal y conozca su nueva red de apoyo. Probablemente no puedan esperar para saludarle.

US-DIA-00848

¿Este artículo le resultó útil?

¿Qué intentaba encontrar?

¡Fantástico!

Gracias por visitar viviendocondiabetestipodos.com

AL HACER CLIC EN ESTE ENLACE, ABANDONARÁ ESTE SITIO

El enlace que ha seleccionado lo llevará a un sitio ajeno a Merck Sharp & Dohme Corp., una filial de Merck & Co., Inc.

Merck no revisa ni controla el contenido de los sitios que no pertenecen a Merck. Merck no promociona ni se hace responsable de la exactitud, el contenido, las prácticas o los estándares de los sitios que no pertenecen a Merck.

¿Desea continuar?

Compartir esta página

Si está interesado en enviar esta página a un amigo o pariente, ingrese la siguiente información:

* Indica que son campos obligatorios
+ Agrega otro

No se recopilará ninguna información personal (incluyendo las direcciones de correo electrónico) sobre usted o su amigo con esta función de notificación por correo electrónico que ofrece Merck.