Abra las ventanas de par en par y deje que entre la luz del sol, ¡ya llegó la primavera! Es tiempo de un nuevo comienzo ahora que los días oscuros del invierno pasaron, y nada es tan estimulante como un hogar limpio y bien organizado.

¿Por qué no hacer también una “limpieza primaveral” de su rutina de alimentación? Una buena limpieza primaveral puede darle la oportunidad de reabastecer su cocina con opciones más saludables y de paso realizar algo de ejercicio durante el proceso. Cuando esté listo para hacer una limpieza, recuerde este consejo.

Es hora de donar esas golosinas tentadoras. Si tiene papas fritas, galletas dulces, caramelos y otros refrigerios indulgentes en casa, ¡es hora de limpiar su despensa! No tiene que desperdiciarlos, puede regalarlos. Feeding America es una red de bancos de alimentos en todo el país que distribuye más de 4 mil millones de comidas cada año mediante sus programas de alimentación comunitaria. Puede buscar un banco de alimentos cerca para donar los alimentos sin abrir. Ayudar a otra persona y también beneficiar su salud le harán sentirse el doble de bien.

Comer de manera saludable es más fácil si en su cocina solo tiene opciones de alimentación saludable. Según la Asociación Americana de Diabetes, todos los planes de comidas saludables incluyen frutas y vegetales, alimentos con proteínas magras, poco azúcar añadido y no contienen grasas trans. Llene su refrigerador de frutas y vegetales frescos o precortados, huevos duros, palitos de queso listos para llevar y mantequilla de maní natural para cargarse de nutrientes y energía que le ayuden en el camino.

Ejercítese con su rutina de limpieza. Limpiar significa hacer ejercicio y hacer ejercicio es algo bueno de acuerdo con las Pautas de actividad física de 2018 del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services, HHS). El HHS sugiere que los adultos participen en ejercicios de intensidad moderada de 150 a 300 minutos a la semana, o ejercicios de alta intensidad de 75 a 150 minutos, o una combinación de ambos. Sin embargo, asegúrese de consultar a su médico antes de comenzar o cambiar una rutina de ejercicios.

De forma adicional, el HHS ahora recomienda que “los adultos se muevan más y permanezcan sentados menos tiempo durante el día. Un poco de actividad física es mejor que no realizar actividad física”. Esta primavera considere intensificar su rutina de limpieza y mueva su cuerpo tanto como pueda. Ponga su música favorita y baile mientras trapea; marque el paso mientras lava los platos y haga sentadillas mientras los guarda; haga desplantes mientras aspira y suba las escaleras de su hogar algunas veces extra mientras limpia. Según la HHS, “los adultos que se sientan menos tiempo y realizan cualquier actividad física de moderada a intensa obtendrán algunos beneficios para la salud”.

La limpieza primaveral no significa solo limpiar su hogar, ¡también puede significar limpiar su cuerpo y su salud! Aproveche estos meses más cálidos para comenzar de nuevo, comer de manera saludable, hacer ejercicio y asimilar la nueva rutina.

US-DIA-00688

¿Este artículo le resultó útil?

¿Qué intentaba encontrar?

¡Fantástico!

Gracias por visitar viviendocondiabetestipodos.com

AL HACER CLIC EN ESTE ENLACE, ABANDONARÁ ESTE SITIO

El enlace que ha seleccionado lo llevará a un sitio ajeno a Merck Sharp & Dohme Corp., una filial de Merck & Co., Inc.

Merck no revisa ni controla el contenido de los sitios que no pertenecen a Merck. Merck no promociona ni se hace responsable de la exactitud, el contenido, las prácticas o los estándares de los sitios que no pertenecen a Merck.

¿Desea continuar?

Compartir esta página

Si está interesado en enviar esta página a un amigo o pariente, ingrese la siguiente información:

* Indica que son campos obligatorios
+ Agrega otro

No se recopilará ninguna información personal (incluyendo las direcciones de correo electrónico) sobre usted o su amigo con esta función de notificación por correo electrónico que ofrece Merck.