Después de sufrir un accidente cerebrovascular en 2015, la reverenda Stefanie Minatee se sentía deprimida. No podía mover su lado izquierdo. Ni siquiera podía levantarse de la cama. Minatee, que es ministra y directora artística y fundadora del coro ganador de premios Grammy, Jubilation, no estaba segura de lo que vendría después.

Lo que ella sabía era esto: no había estado cuidando de sí misma. Le diagnosticaron diabetes tipo 2 en 1997, pero ignoró los consejos de su médico durante más de una década sin hacer cambios en su vida ni en su dieta. Pensaba que era invencible. Acostada en esa cama de hospital en 2015, se dio cuenta de lo lejos que estaba de la verdad. Ante su nueva realidad, se desanimó.

“Cuando me enfermé, entré en un estado de negación y realmente no quería hablar con las personas. Simplemente me cerré personalmente. No quería predicar, no quería compartir mi fe con nadie. Simplemente me convertí en una persona aislada afectada por una enfermedad y no tenía conocimiento de lo que estaba pasando conmigo. Tenía muchas preguntas, pero, realmente, no quería las respuestas. Simplemente quería desvanecerme”, dice Minatee.

Su fe, dice ella, ayudó a traerla de vuelta. Tuvo lo que ella llama una epifanía y sabía que tenía que compartir esta experiencia. “Tuve que compartir esta experiencia con otras personas y ayudar a hacer del mundo un lugar mejor por medio de lo que me sucedió”, dice. “Pude recurrir a la fe y después de ese día comencé a animarme. Comencé a darme cuenta de que había una razón para todavía estar aquí”.

Pero sabía que la fe sola no era suficiente. Para difundir la palabra, ella necesitaba sentirse sana y fuerte. Y para eso contó con la ayuda de un equipo de profesionales de la salud, incluidos médicos, personal de enfermería y terapeutas para mejorar sus hábitos y su salud. En sus sesiones con un psicoterapeuta, habló sobre sus desafíos con los alimentos y los problemas de la infancia que, según ella, la estaban frenando. Y comenzó a participar en terapia ocupacional y física.

También comenzó a tomar un rol activo en la toma de sus propias decisiones saludables. Ella dice que dejó de consumir sal, azúcar y almidones en su dieta y comenzó a beber solo agua en lugar de bebidas azucaradas. Entre su trabajo y la ayuda de su equipo de atención médica, perdió 100 libras.

A través de todo, ella también aprendió a manejar mejor el estrés. “Cuando me encuentro con cosas que son estresantes, solo respiro, espero, pienso en lo que estoy enfrentando y luego pienso en cómo voy a manejarlo”, indica. “Ya no actúo rápido. Simplemente tomo cada día como viene”. Dice que cantar en su coro también ayuda a aliviar el estrés porque es algo que le encanta hacer y la conecta con su fe.

Cuando Minatee mira hacia atrás en los últimos 4 años desde su accidente cerebrovascular, agradece a todos los proveedores de atención médica que la han ayudado a llegar a donde está hoy. Y está agradecida por su fe porque le ha dado la fuerza para seguir avanzando 1 día a la vez.

‘’Tenemos que alegrarnos por el estado en el que estemos sabiendo que podemos mejorar cada día”, dice.

Para aquellos que están luchando, ella ofrece estas palabras: Sé agradecido por cada momento que tengas. “Cada día es un regalo”, dice. “Por eso lo llaman el presente”.

US-DIA-00747

¿Este artículo le resultó útil?

¿Qué intentaba encontrar?

¡Fantástico!

Gracias por visitar viviendocondiabetestipodos.com

AL HACER CLIC EN ESTE ENLACE, ABANDONARÁ ESTE SITIO

El enlace que ha seleccionado lo llevará a un sitio ajeno a Merck Sharp & Dohme Corp., una filial de Merck & Co., Inc.

Merck no revisa ni controla el contenido de los sitios que no pertenecen a Merck. Merck no promociona ni se hace responsable de la exactitud, el contenido, las prácticas o los estándares de los sitios que no pertenecen a Merck.

¿Desea continuar?

Compartir esta página

Si está interesado en enviar esta página a un amigo o pariente, ingrese la siguiente información:

* Indica que son campos obligatorios
+ Agrega otro

No se recopilará ninguna información personal (incluyendo las direcciones de correo electrónico) sobre usted o su amigo con esta función de notificación por correo electrónico que ofrece Merck.