Representación con actores

La mayoría de nosotros sabemos que lo que comemos puede afectar nuestra cintura. Pero, ¿qué sucede cuando comemos? El gurú del bienestar Michael Roizen, MD, dice que es hora de que empecemos a prestar atención a nuestro “reloj de comida”.

“Cuando comemos tarde, engordamos”, expresó el Dr. Roizen. “Aumenta nuestro tamaño de la cintura, e incrementa la inflamación y la diabetes tipo 2. Los estudios indican que las personas aumentan de peso cuando comen calorías en la noche”.

Por qué la hora del día marca la diferencia

Nuestros cuerpos se vuelven más resistentes a la insulina a lo largo del día, explica el Dr. Roizen. Esto significa que el azúcar permanece en el torrente sanguíneo y se transforma en grasa. Por ello, dice, es mejor evitar comer después del anochecer.

De hecho, recomienda comer el 75 por ciento de nuestras calorías diarias antes de las 2 p. m., siendo el desayuno y el almuerzo nuestras comidas más grandes, y la cena la más pequeña. En poco tiempo, el Dr. Roizen asegura que se volverá un hábito.

Coma temprano para tener la mejor salud, antes de las 2 p. m., y trate de comer solamente cuando haya luz diurna. Su reloj biológico cambia a querer comer y sentir hambre por la mañana, y no estar hambriento por la noche.

Consejos para hacer el cambio con éxito

La ingestión de suficientes proteínas y grasas saludables por la mañana y a la hora del almuerzo evitará que no dé hambre. Y tener una mentalidad abierta sobre lo que estamos comiendo puede ayudar a la transición, expresa el Dr. Roizen.

Dice que debemos “dejar de estereotipar los alimentos”. “He pasado a comer hamburguesas de salmón para el desayuno, son maravillosas, o pan tostado con aguacate, e incluso avena para la cena”.

El Dr. Roizen sugiere comer dentro de un período de 12 horas o menos, solamente cuando haya luz del día, durante tres días y luego llegar a una semana o más.

Y no se preocupe si sufre una recaída mientras reinicia su “reloj de comidas”. El Dr. Roizen insiste en que siempre puede regresar al buen camino.

Señala que incluso se pueden cosechar beneficios de salud adoptando la ingestión diurna tan solo cinco de los siete días de la semana.

 

 

Este artículo lo escribió el equipo de bienestar de Cleveland Clinic y está autorizado legalmente por medio de la red de editoriales de NewsCred. Todas sus preguntas sobre licencias deben enviarse a legal@newscred.com.

US-DIA-00454

¿Este artículo le resultó útil?

¿Qué intentaba encontrar?

¡Fantástico!

Gracias por visitar viviendocondiabetestipodos.com

AL HACER CLIC EN ESTE ENLACE, ABANDONARÁ ESTE SITIO

El enlace que ha seleccionado lo llevará a un sitio ajeno a Merck Sharp & Dohme Corp., una filial de Merck & Co., Inc.

Merck no revisa ni controla el contenido de los sitios que no pertenecen a Merck. Merck no promociona ni se hace responsable de la exactitud, el contenido, las prácticas o los estándares de los sitios que no pertenecen a Merck.

¿Desea continuar?

Compartir esta página

Si está interesado en enviar esta página a un amigo o pariente, ingrese la siguiente información:

* Indica que son campos obligatorios
+ Agrega otro

No se recopilará ninguna información personal (incluyendo las direcciones de correo electrónico) sobre usted o su amigo con esta función de notificación por correo electrónico que ofrece Merck.